consumiendo sufiente proteina

Señales de que no estás obteniendo suficiente proteína

Debes obtener un mínimo del 10% de sus calorías diarias de proteínas. (Para un objetivo de gramos, multipliques tu peso en libras por 0.36.) Y lo puedes obtener de una variedad de fuentes durante todo el día: una tina de yogur griego bajo en grasa para el desayuno tiene aproximadamente 20 gramos; una porción de pechuga de pollo sin piel en el almuerzo, aproximadamente 25 gramos; y una taza de frijoles negros en su cena, unos 15 gramos. Tu cuerpo se descompone y reutiliza la proteína de muchas maneras.

Hinchazón

Una de las señales más comunes de que no estás obteniendo suficiente proteína es la hinchazón (también llamada edema), especialmente en tu abdomen, piernas, pies y manos. Una posible explicación: las proteínas que circulan en la sangre, en particular la albúmina, ayudan a evitar que se acumulen líquidos en los tejidos. Pero muchas cosas pueden causar edema, así que asegúrate de consultar con tu médico en caso de que sea más grave.

Cambios de humor

Tu cerebro usa químicos llamados neurotransmisores para transmitir información entre las células. Muchos de estos neurotransmisores están hechos de aminoácidos, que son los componentes básicos de las proteínas. Por lo tanto, la falta de proteínas en tu dieta podría significar que tu cuerpo no puede producir suficientes neurotransmisores, y eso cambiaría la forma en que funciona tu cerebro. Con niveles bajos de dopamina y serotonina, por ejemplo, puede sentirte deprimido o demasiado agresivo.

Problemas de cabello, uñas y piel

Estos están compuestos de proteínas como elastina, colágeno y queratina. Cuando tu cuerpo no puede producirlos, puede tener el cabello quebradizo o adelgazado, piel seca y escamosa y crestas profundas en las uñas. Tu dieta no es la única causa posible, por supuesto, pero es algo a considerar.

Debilidad y fatiga

La investigación muestra que solo una semana de no comer suficiente proteína puede afectar los músculos responsables de su postura y movimiento, especialmente si tiene 55 años o más. Y con el tiempo, la falta de proteínas puede hacer que pierda masa muscular, lo que a su vez reduce su fuerza, dificulta el mantenimiento del equilibrio y ralentiza el metabolismo. También puede provocar anemia, cuando las células no reciben suficiente oxígeno, lo que lo hace sentir cansado.

Hambre

Este puede parecer obvio. La proteína te alimenta. Es una de las tres fuentes de calorías, junto con los carbohidratos y las grasas. Si deseas comer muchas veces a pesar de tener comidas regulares, es posible que necesites más proteínas. Los estudios han encontrado que comer alimentos con proteínas  ayuda a sentirse más lleno durante todo el día.

Lesiones de curación lenta

Las personas con bajo contenido de proteínas a menudo encuentran que sus cortes y raspaduras tardan más en mejorar. Lo mismo parece ser cierto para los esguinces y otros contratiempos relacionados con el ejercicio. Podría ser otro efecto de que tu cuerpo no produzca suficiente colágeno. Se encuentra en los tejidos conectivos y en la piel. Para hacer coágulos de sangre, también necesitas proteínas.

Enfermarse o mantenerse enfermo

Los aminoácidos en la sangre ayudan a su sistema inmunitario a producir anticuerpos que activan los glóbulos blancos para combatir virus , bacterias y toxinas. Necesitas proteínas para digerir y absorber otros nutrientes que te mantienen saludable. También hay evidencia de que la proteína puede cambiar los niveles de bacterias “buenas” que combaten enfermedades en el intestino.

¿Quién podría quedarse corto?

La mayoría de los estadounidenses obtienen muchas proteínas. Las personas que no obtienen suficiente generalmente tienen una dieta pobre en general. Las personas mayores y las personas con cáncer pueden tener problemas para comer tantas proteínas como necesiten. La desnutrición severa por falta de proteína se llama kwashiorkor. Es más común en los países en desarrollo, especialmente con niños, o después de un desastre natural.

¿Qué pasa con los atletas?

Si haces ejercicio regularmente y sigues una dieta equilibrada, probablemente estés bien. Pero los atletas serios con horarios de entrenamiento extenuantes necesitan más proteínas, aproximadamente el doble que la persona promedio, o aproximadamente 0.5-1 gramo de proteína por cada libra de peso corporal cada día. Sin embargo, no te excedas. Demasiada proteína también puede causar problemas.