postura para trabajar frente a la computadora

¿Cómo conseguir la postura correcta para trabajar frente a la computadora?

¿Tu trabajo requiere que te sientes durante 40 horas o más por semana? Si eres como la mayoría de los latinos, la respuesta es sí. Inclinarse sobre un teclado es demasiado fácil cuando se está sentado durante períodos prolongados. Sin embargo, la mala postura de la silla de oficina puede causar algunos efectos secundarios no tan agradables, como tensión / dolor en el cuello, espalda, rodillas y caderas, y mala circulación. La buena noticia es que es posible solucionar estos problemas potenciales con una postura correcta para sentarse, ejercicio, un escritorio para oficina y una silla adecuada. 

Si te preguntas cómo mejorar la postura mientras estás en tu escritorio, considera las siguientes mejores prácticas:

Recomendaciones para una buena postura frente del computador

1. Postura adecuada de la silla frente al escritorio

La mala postura (p. Ej., Hombros caídos, cuello protuberante y columna curvada) es la causa del dolor físico que experimentan muchos trabajadores de oficina. Es fundamental ser consciente de la importancia de una buena postura durante la jornada laboral. Además de reducir el dolor en la espalda y mejorar la salud física, una buena postura también puede mejorar tu estado de ánimo y la confianza en ti mismo. A continuación, le indicamos cómo sentarse correctamente frente a una computadora:

  • Ajusta la altura de la silla para que tus pies estén planos sobre el piso y tus rodillas estén alineadas (o ligeramente más bajas) con tus caderas.
  • Siéntate derecho y mantén las caderas hacia atrás en la silla.
  • El respaldo de la silla debe estar algo reclinado en un ángulo de 100 a 110 grados.
  • Asegúrese de que el teclado esté cerca y directamente frente a ti
  • Para ayudar a que su cuello se mantenga relajado y en una posición neutral, el monitor debe estar directamente frente a ti, unos centímetros por encima del nivel de los ojos.
  • Siéntate al menos a 50 centímetros (o el largo de un brazo) de la pantalla de la computadora.
  • Relaja los hombros y ten en cuenta que se elevan hacia tus orejas o te redondean hacia adelante durante la jornada laboral.

2. Ejercicios de posturas

Los estudios recomiendan moverse durante períodos cortos cada 30 minutos aproximadamente cuando estás sentado durante intervalos prolongados para aumentar el flujo sanguíneo y revitalizar el cuerpo. Además de tomar breves descansos en el trabajo, aquí hay algunos ejercicios que puedes probar después del trabajo para mejorar tu postura:

  • Algo tan simple como una caminata rápida de 60 minutos puede ayudar a contrarrestar los efectos negativos de estar sentado por mucho tiempo y activar los músculos necesarios para una buena postura.
  • Las posturas básicas de yoga pueden hacer maravillas para el cuerpo: fomentan la alineación adecuada al estirar y fortalecer los músculos, como los de la espalda, el cuello y las caderas, que se tensan al sentarse.
  • Coloque un rodillo de espuma debajo de su espalda (donde sienta tensión o rigidez), rodando de lado a lado. Básicamente, esto actúa como un masaje para la espalda y lo ayudará a sentarse más recto en su escritorio con menos molestias.

3. Consigue una silla ergonómica

La postura correcta es más fácil de lograr con una silla ergonómica para oficina. Las mejores sillas deben ser de apoyo, cómodas, ajustables y duraderas. Busca las siguientes características en tu silla de oficina:

  • Respaldo que soporta la parte superior e inferior de la espalda, adhiriéndose a la curva natural de tu columna.
  • Posibilidad de ajustar la altura del asiento, la altura del reposabrazos y el ángulo de reclinación del respaldo.
  • Reposacabezas de apoyo.
  • Acolchado cómodo en el respaldo y el asiento.

Beneficios de una buena postura frente de la computadora

  • Mejora la imagen que proyecta. Te hace más atractivo y profesional.
  • Ayuda a reducir el riesgo de lesiones en el cuello y dolores en la zona lumbar o espalda.
  • Minimiza la fatiga y el dolor de las articulaciones. También tienes el beneficio de recibir más aire para respirar mejor.
  • Evita la alineación espinal inadecuada, que puede provocar dolores de cabeza y malestar.
  • Ayuda a la circulación sanguínea, la digestión de los alimentos, la respiración de aire y la eliminación de desechos.

Una postura adecuada también le ayuda a concentrarse mejor y a ser más productivo en el trabajo , ¡lo cual todos podemos aprovechar más!.