Tipos de aceites de cocina

Cocina saludable: todo sobre los aceites de cocina

El uso principal del aceite de cocina es para freír, donde funciona como un medio de transferencia de calor y aporta sabor y textura a los alimentos. Un requisito de un aceite de cocina es que sea estable en condiciones muy abusivas de freír con mucha grasa, a saber, altas temperaturas y humedad. En general, el aceite debe mantenerse a una temperatura máxima de 180 ° C durante la fritura. Freír los alimentos a una temperatura demasiado baja da como resultado una mayor absorción de grasas. Conoce más sobre ellos. 

Características del aceite de cocina

Los aceites de cocina proporcionan una fuente concentrada de energía y ácidos grasos esenciales a través de la ingesta diaria de alimentos. Los lípidos también sirven como un componente importante de las paredes celulares y portador de vitaminas liposolubles.

La característica química común de tales aceites y grasas es que están compuestos por unidades comúnmente llamadas “triglicéridos” que resultan de la combinación de una unidad de glicerol y tres unidades de ácidos grasos.

Tipos de aceites de cocina

Aceite de oliva

El mejor premio general es para el aceite de oliva. Puedes usarlo para casi cualquier tipo de cocción sin descomponerlo. El tipo más saludable es el aceite de oliva virgen extra (AOVE). Puede ayudar a bajar la presión arterial y combatir la inflamación. Reduce el riesgo de enfermedades cardíacas al mejorar la salud de los vasos sanguíneos y prevenir los coágulos sanguíneos. El AOVE también está cargado de antioxidantes, que evitan el daño celular.

Aceite MCT

Abreviatura de triglicéridos de cadena media (un tipo de grasa), puedes agregarlo a batidos y aderezos para ensaladas para un aumento de grasa saludable. Los estudios demuestran que podría ayudarte a comer menos, pero se necesita más investigación.

Aceite de aguacate

El aceite de aguacate es bueno para la preparación de alimentos fríos (en ensaladas, salsas o batidos) y calientes (a la parrilla, al horno). Tiene un alto contenido de ácido oleico, un ácido graso con muchos beneficios para la salud. Y cuando lo comes con verduras, puede aumentar la cantidad de antioxidantes que ingieres. Puede evitar la inflamación y calmar los síntomas de la artritis. Y puede evitar que contraiga la enfermedad de las encías.

Aceite de linaza

Aunque su punto de humo (la temperatura a la que comienza a ahumar) es demasiado bajo para cocinar, el aceite de linaza es una opción inteligente para ensaladas, salsas y batidos. Ayuda a aumentar tus omega-3. El ácido alfa-linolénico (ALA) en el aceite de linaza es bueno si tiene una enfermedad cardíaca, e incluso puede disminuir la presión arterial.

Aceite de canola

Es bajo en grasas saturadas pero alto en grasas monosaturadas (como el aceite de oliva). Y tiene fitosteroles, que pueden ayudar a reducir la cantidad de colesterol que absorbe su cuerpo. También es una buena fuente de omega 3, otro beneficio para el corazón.

Aceite de almendras

Tiene un alto contenido de grasas monosaturadas y vitamina E. El aceite de almendras refinado tiene un alto punto de humo, por lo que es bueno para cocinar a altas temperaturas, como la abrasión y el dorado. El aceite de almendras sin refinar tiene un sabor a nuez y es mejor como aderezo para ensaladas o rociado sobre pasta.

Aceite de nuez

No debes usarlo para platos a fuego alto, pero el sabor a nuez del aceite de nuez lo convierte en una opción sabrosa para rociar sobre verduras o en un aderezo o salsa de vinagre. Tiene mucho ácido alfa-linolénico (ALA), que ayuda a su corazón y piel.

Aceite de coco

No es tan saludable como podrías pensar. El aceite de coco es principalmente grasa saturada, lo que aumenta el colesterol LDL . Eso es malo para tu corazón. Y casi no tiene vitaminas y minerales. Es mejor quedarse con grasas no saturadas como la aceituna y la canola.

Aceite de cacahuete

Si decides cocinar con aceite de maní, elige la versión prensada en frío sobre refinada. Prensado en frío mantiene más nutrientes, como la vitamina E, un antioxidante que ayuda a proteger su corazón. El aceite de maní también tiene un punto de humo muy alto. Es por eso que es una opción popular para cocinar a altas temperaturas.

Spray antiadherente

Muchos aerosoles de aceite para cocinar vienen con más que solo aceite. Verifica los ingredientes para saborizantes artificiales, agentes antiespumantes y propulsores como el propano. También puede llenar un recipiente de bomba reutilizable con el aceite que elijas.

Cómo usarlos

Los aceites son buenos para todo tipo de cocina. Puedes saltear, saltear, hornear o asar con ellos. Son excelentes para evitar que la comida se pegue a las sartenes. Úsalos para sazonar tu sartén de hierro fundido o haz tu propio aderezo. El aceite también puede ser un intercambio saludable de mantequilla o grasas sólidas en las recetas.

Consejos

Los aceites pueden ir mal, así que no lo use si huele mal. No lo reutilice ni lo recaliente. Los aceites con altos puntos de humo son los mejores para freír. Saltea con aceites que tengan puntos de humo medio-alto. Usa aceites con bajo punto de humo para aderezos y salsas para ensaladas.